Un lugar en el mundo: Cayo Largo, Cuba

Hablar de Cuba y no tocar aunque sea por unos segundos el tema del bloqueo o no hablar de política seria vivir en una burbuja. Viajar a Cuba es viajar a través del tiempo. La Habana, un post aparte.

Yo hace 20 años que trabajo con Cuba, fui muchas veces por reuniones y sume algunos días de placer, voy a ser breve en este tema que lleva mas de 50 años instalado en la isla del cocodrilo.

Cuando ofrezco un destino me gusta que la gente vaya con las cosas claras como son, si hay peligros que sepan donde no ir, si hay falta de servicios o las playas no son lindas, o cualquier realidad, quiero que la sepan antes de llegar. Así como lo positivo de los lugares esta a la vista, a veces no, entonces les cuento de los tips de los lugareños y donde hay que ir para sacarle jugo a cada viaje. Por lo tanto con lo negativo también, creo que es justo que la gente vaya con una imagen completa del paisaje, después saquen sus propias conclusiones, ya que cada uno ve la realidad con sus propios lentes.

 En fin… en Cuba todo es política, yo cuando voy me peleo con todos, los que se quieren ir a vivir a Miami atrás del sueño americano y los que son de ultra izquierda y casi voy presa por hablar mal del estado cubano!

Como dicen los cubanos: “ Tu tranquila mi niña, no cojas lucha!”  La verdad tienen una paz y una resistencia admirables. Pero con estos paisajes creo que se les hace mas fácil resistir! Bienvenidos  a Cayo Largo, Cuba.

 

 

Este rincón de lujo para pocos, es el paraíso en la tierra, es tan, pero tan exclusivo que es solo para valientes, solo para aquellos que se animan a subirse a una avioneta cubana y vivir una experiencia única.

Yo fui en temporada baja, es cuando mas me gusta viajar a todos lados, cuando no hay gente o poca. Como les decía, si bien todos los hoteles son 5 estrellas en Cayo Largo y all inclusive,  debido al bloqueo y a excusas del mismo! hay muchas cosas que pueden faltar, pero no les hablo que solo a los lugareños, sino que estén preparados por ejemplo a pedir queso y que no tengan, pero ahí es cuando mis clientes se acuerdan de mi y dicen ok estamos en Cuba, no hay, “no cojas lucha!”.

 Aclarado todo, sigamos nuestro maravilloso viaje a uno de los lugares más lindos de este planeta, por lo menos para mis lentes!

Salimos en algunos de los dos vuelos que hay en el día, depende de la disponibilidad de pasajeros o del cima, si salen los dos o no. Llegada, el aeropuerto mínimo, divino, con algún grupo tocando alguna balada Cubana, traslado al hotel, hay varias opciones de Hoteles All inclusive, depende la temporada si están todos abierto, si hubo algún huracán a veces los cierran para reparar.  El mejor de todos es el  Hotel Sol Melia Cayo Largo, también hay unos Bungalows muy pintorescos, Villa Marina en el centrito del Cayo, pero por la relación precio calidad yo me quedaría igual en cualquier resort all inclusive, ya que en el Cayo no hay mucha cosa, ni para salir, ni para comprar, mas bien nada, mejor así.

En Cayo Largo hay muchas cosas para hacer y nada a la vez, muchas cosas para que le gusta la naturaleza y los deportes acuáticos y nada porque solo hay un mínimo centrito donde esta la marina que salen los barcos para bucear y para pescar, un restaurant , una tienda de souvenirs y la reserva de tortugas  Granja tortugas, donde esta el señor Ruben, que como no había nadie, me dejo tirar en los estanques a nadar con las tortugas un ratito,  Maria tenia 80 años! Sin palabras! La reserva tiene actividades en los hoteles, para que los turistas no maten los huevos, los invitan a buscar los huevos o a liberar las bebes al mar!
Las tres experiencias mas plenas con la naturaleza que viví en  mi vida fueron dos en Cayo Largo, una de ellas fue en el centrito, me senté a esperar en un banco de la plaza el micro que me llevaba de nuevo al hotel (van y viene gratis), de repente me di cuenta que nunca había vivido esa sensación, estaba en el medio del mas transparente y  turquesa mar Caribe, con las mas blancas arenas coralinas, completamente sola, nunca había sentido una paz tan profunda. Ese es del lujo que les hablo siempre, la experiencia sublime, antes de cualquier cosa. Ay muchas excursiones, yo la que tome fue la completa, que va a la Isla de las Iguanas, luego a la barrera de corales a hacer snorkeling, luego a las piscinas naturales y termina en Playa Sirena. Increíble!
Partimos del puerto del centrito de Cayo Largo, las excursiones se pueden comprar desde acá o mismo en el hotel, se va en Catamaran o barcos a motor con varios turistas mas o en yate privado, depende de nuestro budget!
Luego continuamos viaje a varios islotes vírgenes y  en un momento paramos en el medio del mar para bucear, esta fue la segunda experiencia sublime con la naturaleza, (la tercera fue en Hawaii, post aparte). He buceado en varios lugares y he bajado hasta 40 metros con tanque, pero lo que vi haciendo snorkeling en la barrera de corales en Cayo Largo, no lo vi en ningún lado! Es la naturaleza viva mas hermosa que yo he visto, los colores son como en la foto, no se puede creer que eso sera natural.  Peces de todos colores, tamaños y formas, corales y esponjas de mar, todo va desde los violetas a azules y amarillos a los rojos fuego! Es algo indescriptible y a solo unos metros de la superficie  no hay que ser buceador experto para vivir esta experiencia!
Luego de ese paisaje de locos, seguimos viaje y nos bajamos a nadar y ver estrellas de mar gigantes por toda las piscinas naturales.
Seguimos viaje y como broche de oro terminamos  el día en la Playa Sirena, de arenas blancas y frías,  debido a que son arenas coralinas nunca esta calientan,  aguas cristalinas y calentitas, palmeras,  un chiringuito y un mojito para terminar el día, Welcome to paradise!
Y para volver al hotel, hay un trencito super pintoresco que va desde los hoteles a Playa Sirena todo el día.  Buen Viaje!