Paisaje, Toscana, Italia

4 pueblos mágicos en la Toscana, Italia

Toscana es conocida por su gran riqueza de monumentos y obras de arte, así como por los conjuntos históricos de su capital Florencia y de las ciudades más conocidas como Pisa, Siena y Lucca. El Valle del Chianti y el vecino Valle del Orcia, son paisajes  inspiradores para cualquier pintor, largas líneas milimétricamente diseñadas de olivos o de viñedos. Sin dejar de lado las hileras perfectas de cipreses, que son la marca registrada que te hace saber que estás en la campiña Toscana. Realmente es un paisaje inigualable,  de una perfección tan obsesiva que no parece hecho por la mano del hombre. Sumale la paleta de colores pasteles, Toscana es una explosión para la mente y el alma!

Desde la carretera se ven colores que van desde los amarillos fuertes de los girasoles hasta los mil tonos de verdes que no sabias que existian, en un  silencio reparador, y de repente a lo lejos rompe el paisaje un gris gastado de algún pueblito amurallado que quedó estampado en la tela del tiempo!

Las mil vidas que pasaron por allí, la historia de sus murallas, sus calles de piedras, el aroma de sus paredes húmedas y puertas y ventanas enmarcadas siguen intactas de la época medieval.

4 pueblos mágicos que deberías visitar en la Toscana, Italia.

Las grandes ciudades como la capital de la Toscana hay que visitarlas. Pero mis favoritos, los que a mi me llenan de amor y paz son los pueblitos pequeños! Son lugares llenos de vida oculta en los detalles de sus cimientos, que aún siguen firmes y fuertes después de luchar con el paso del tiempo y que éste no le haya ganado!

Lugares donde los turistas respetan la paz que allí se respira y la lentitud alocada de los habitantes Italianos hacen que sientas una calma excitante que no escapa a ninguno de tus sentidos. Son una receta perfecta de respeto y protección de sus productos locales y de sus tradiciones, con la dinámica de un mundo moderno que exige estar siempre en vanguardia.

Pienza, un balcón hacia el valle de la Toscana.

Con Pienza fue amor a primera vista. Es muy pequeño y lo recorres enseguida, pero desde perder la vista en sus balcones y en la inmensidad infinita del valle de la Toscana, hasta la paz de sus callecitas llenas de besos y amor te hacen poder relajarte y recorrerla sin prisa alguna. Allí venden unas esculturas de madera o hierro forjado de cipreses que obviamente son irresistibles y vale la pena cargarlos. Cuando los miro en la biblioteca de mi casa me transportan un ratito a ese lugar que me cautivó.

Volpaia, un tour obligado por la bodega Galo Negro.

Volpaia es otra joya perdida entre las colinas del valle. Es tan pequeño que casi que todo el pueblo pertenece a una familia y todos sus habitantes trabajan allí dispersos entre La Osteria, la panadería el Hostel y la Bodega. No les puedo explicar con palabras lo bien que te reciben allí y lo bien que se come! El Chef es Colombiano, joven y audaz, combina el producto de calidad local para transformarlo verdaderamente en una obra de arte, que hasta te da pena comerla! Hasta la vajilla la diseña él con alguna amiga ceramista local. Cada plato está diseñado para elevar todos tus sentidos! Combinado con el vino de la bodega por supuesto bajo el símbolo del Galo Nero (el gallo negro) denominación de origen de los pueblos del Valle del Chianti.

Podes realizar el tour por la bodega, con la cata de sus vinos y su panadería con foccacias caseras, luego comprar vinos para llevar y terminar con un almuerzo en su restaurante. El plan ideal!

San Geminiano, la más popular de las ciudades amuralladas de la Toscana.

San Geminiano es  la más conocida y visitada de las ciudades amuralladas de la Toscana, Italia. Realmente entrar por la puerta principal del pueblo es que se pare el tiempo, lo primero que se ve es el Museo de la Tortura!

Aquí se combina todo lo que un destino turístico tiene que tener, todo puede pasar en la plaza de San Geminiano! Colas eternas pero super rápidas para comprar el mejor helado del mundo, en la Gelateria Dondoli! Mi preferido es el de frambuesa con romero y pomelo rosado al champagne! El dueño es un tano super alegre y simpático que grita “gelato, gelato” por la plaza! Por si a alguien le quedo la duda que allí están los mejores!!

Detrás de la fila de helados una obra de títeres medievales con princesas y príncipes que tiene a todos los niños en el piso con los ojos gigantes!

Recién casados sacándose fotos con el fondo de los paisajes infinitos o una exposición de obras super modernas en las mejores galerías de arte contemporáneo que se encuentran en la calle principal. Como decía, todo pasa en San Geminiano!

No te olvides de aprovechar y comprar productos locales desde quesos pecorino en mil variedades, fiambres y embutidos caseros, aceites de oliva virgen de la región, especias, peperoncino, o endulzarte con el mejor panforte de autor de Opera Waiting! Hasta ropa de lino, joyas o sentarte a tomar un Aperol y ver la puesta del sol!

Montepulciano. Usá tus zapatos  más cómodos!

Un buen vino te lo podes tomar en cualquier parte de la Toscana pero en la comarca vinicola de Montelpuciano, hay varias Bodegas y Vinotecas especializadas en vinos del Chianti y podes ser asesorado y llevarte una buena selección ya armado para viaje!

Fundamental en toda la Toscana llevar buenos zapatos cómodos, pero en Montelpuciano sobre todo! Es un pueblito donde su plaza principal solo llegas por la calle más empinada que te podes imaginar!

Una de mis tiendas favoritas en el mundo Pane e Tulipani-home Decor,  se encuentra enseguida que entras al pueblo a la derecha, por fuera parece muy pequeña y que no hay nadie, pero bajas las escaleras y se te abre un mundo de accesorios de ropa y cosas para el hogar, una más linda que la otra!

La Toscana esconde mil secretos que no te van a dejar indiferente. Es difícil transmitir lo que se siente al caminar por sus callecitas empinadas, tomar un buen vino rodeada de cipreses o comer higos arrancados directo del árbol. Toscana es esto y más, mucho más!

Nuestro próximo viaje a Toscana, será acompañadas de la reconocida Chef argentina, Juliana López May.

Sumáte a nuestro próximo viaje a la Toscana, Italia –>

Autora: Cynthia Valenti