La Bella Roma

Por: Cynthia Valenti

Hoy les escribo con dolor en el alma por lo que está sucediendo en el mundo entero. Vengo a traerles un poco más cerca esos destinos mágicos que tantas alegrías me dieron para que ustedes puedan viajar un poquito desde casa, con un poco de imaginación.

Viajemos a Roma.

Una de las ciudades más lindas y cálidas que visité. Cada pisada tiene una historia y una belleza sin igual. Hay momentos que tanta cultura abruma y tanta información visual emociona. Roma se siente, se huele y se saborea. Gracias a mi trabajo (y a ustedes) viajo todos los años a Italia, y cada vez que aterrizo siento la misma emoción que la primera vez. Rincones nuevos o nuevas formas de ver lugarcitos que ya visité. Roma se pone cada día más linda aunque siempre esté igual.

Es la combinación perfecta entre lo antiguo y lo moderno. Es un hombre de traje Armani azul con pantalón ajustado a los tobillos, camisa blanca con puntitos azules, lentes de sol Fendi negros que le ocupan la mitad de la cara y zapatos super lustrados de cuero marrón sin medias, que te envuelve en su perfume cuando te pasa por al lado con su Vespa roja.

Roma es también una abuela de pelo corto y blanco, ojos celestes, con un vestido gris de flores amarillas y delantal blanco con un poco de harina de la pasta que recién amasó para el almuerzo.

Roma es de esas ciudades que me me gusta caminarla de punta a punta, disfruto de las caminata donde me pierdo por lugares donde nunca fui.

Siempre que vamos con Locas nos quedamos en Trastevere. No solo porque allí el ambiente de noche es espectacular, lleno de gente por todas las callecitas y las Trattorias con sus delicias, sino porque es el lugar perfecto para ponerse unas buenas zapatillas y pasar el día subiendo y bajando colinas. A veces nos perdemos, pero es parte del encanto de descubrir una ciudad.

Cuando voy a visitar a mi familia nos alojamos en el barrio Eur. Es un barrio jardín donde también están cerca las embajadas y consulados. Es una zona más residencial y una buena caminata consiste en pasar por el Lago dell Eur donde podés ver a los ciudadanos haciendo ejercicio o remando por el lago.

Una parada obligatoria allí es parar en Giolitti, una cafetería que da al lago, y tomarte un café macchiato, con un cornetto (hay un dispensador para ponerle miel, nutella o mermelada. Ah, que delicia). Una buena recompensa post o pre ejercicio!

Otro de mis lugares favoritos en Roma es el Hotel Donna Camilla Savelli, un ex monasterio. Es verdaderamente una joya perdida en Trastevere. Se merece aunque sea una visita para tomar Aperol en el jardín.

Recorrer el Gueto Judío, se te pone la piel de gallina con cada paso! O las caminatas de noche desde el hotel hasta la Trattoria de Luce, donde nos espera con un abrazo apretado nuestra chef amiga Necci para darnos a saborear sus especialidades. Siempre con una novedad o algun secreto para contarnos! Los recorridos en Vespa por toda Roma con el simpático Horacio, un argentino guia de Bici & Baci que nos lleva a lugares increíbles como pasear por el Vaticano a la noche en Vespa!

Estas son algunas de las mágicas actividades que Roma tiene para enamorarnos.

Forza Italia hasta la próxima, siempre vas a ser la más linda!